Acerca de este blog

Acerca de este blog

Acerca de este blog de fotografía.

Llevo años colaborando con diseñadores web y toda la vida me han machacado el cerebro con el
siguiente “mantra”: “Google es un “yonki” de las páginas web con textos. Si no le explicas qué
aparece en la fotografía que cuelgas en tu web, no se entera. Es como si fuera «ciego”.
Siempre he renegado de escribir, pero años de “brasa webmaster” han calado en mi. Teniendo en
cuenta que no tengo redes sociales ni pretendo tenerlas, un blog parece una vía razonable para
alimentar a la bestia de vez en cuando.

Aunque sea bajo la egoísta premisa de intentar caerle bien a unos cuantos robots, es verdad que algo
de interés podré aportar en este blog de fotografía.
Llevo mucho tiempo aconsejando a amigos y familiares sobre asuntos fotográficos. Ya sea qué
cámara comprarse, o como sacarle el máximo partido. Además, va siendo hora de compartir algo en
la red, que llevo años nutriéndome del infinito conocimiento gratuito que ofrece internet.

Aquí compartiré algunas reflexiones y soluciones personales para obtener los mejores resultados en
cuanto a la calidad de la imagen final en términos técnicos. Ya sea resolución, nitidez, reproducción
de color, etc. Y sobre cómo llegar a esos resultados de la manera más fácil y barata posible. Además
de algunas consideraciones personales que crea interesantes en cuanto a temas fotográficos.
También compartiré esos pequeños inventos que me hacen la vida como fotógrafo más fácil.
El mundo de la fotografía es caro, pero si sabes como apañarte puedes solucionar muchísimos
problemas técnicos con algo de ingenio. Además, una buena fotografía depende de tu creatividad y
dominio técnico, no del precio de la cámara.

Quiero que quede claro que ninguna marca o distribuidor me da dinero. Mis opiniones están basadas en mi
investigación y mi experiencia personal. Si determinada marca es alabada o denostada, es
simplemente una opinión personal y como tal deberá ser tratada.

No pretendo sentar cátedra con ninguna de mis afirmaciones.

Partiendo de estas bases, espero que mi diarrea mental satisfaga a algún robot o humano de los
millones que pueblan la red. Y ya que estamos, si alguna vez me patina la neurona y se me escapa
alguna barbaridad, nadie se sienta ofendido.

Gracias a todo aquél que quiera echar un ojo por aquí de vez en cuando.