Hola.

Mi nombre es Gustavo y soy fotógrafo. Llevo desde el año 2001 dedicándome a la fotografía profesional como fotógrafo freelance, aunque ya desde mucho antes andaba trasteando con cámaras.

Aquí debería contar mi vida y obra, pero nunca me ha entusiasmado la idea de contar mi vida en la red. Es por esto que no uso Facebook, Instagram, Linkedin, o cualquier otra red social.

Sobre mí puedo decir que soy curioso por naturaleza y siempre me ha parecido interesante lo de fotografiar. Actualmente sigo haciendo fotografías en mi tiempo libre como cuando empecé a interesarme por la fotografía, así que no podría considerarlo un trabajo.

Dicho esto, tanto en mi actividad como fotógrafo freelance como en mis proyectos personales, siempre intento sacar lo mejor de cada situación para que la fotografía final me diga algo.

En cuanto a formación académica, poseo una diplomatura en “artes de la imagen fotográfica” por la Escuela TAI de Madrid de finales de la época “analógica” y años de auto aprendizaje gracias a internet y al infalible método de “ensayo y error”. Actualmente sigo formándome por mi cuenta, aprendo más y mejor por diversión y sin exámenes.

Normalmente trabajo por Madrid, pero ejerzo mi actividad como fotógrafo freelance ahí donde me necesiten. Sobre todo a la hora de realizar reportajes de boda o fotografiar edificios, que voy donde haga falta.

Si me preguntaran sobre mi especialidad fotográfica, diría que es la fotografía en sí. He intentado fotografiar de todo, tanto para aprender, como para descubrir qué disciplina fotográfica me gustaba más. La verdad es que todas tienen su gracia particular y presentan diferentes retos que me parecen muy interesantes. Esta variedad me ha llevado a trabajar con todo tipo de clientes y formatos fotográficos.

Actualmente mi equipo fotográfico es analógico y digital y abarca el formato de 35mm y el 9x12cm está compuesto por equipos Nikon, Fujifilm y Cambo.

De toda la variedad de trabajos fotográficos que he hecho, el más raro hasta la fecha como fotógrafo profesional que he realizado, ha sido fotografiar procesos quirúrgicos dentro de un quirófano. Nunca me gustó la sangre. Por eso cuando acepté, fue más por ver si era capaz de trabajar sin perder el conocimiento, que por aplicar nuevas técnicas de trabajo. Al final pasé mi pequeño reto personal y estuve en unas cuantas cirugías más. Después de aquella experiencia, cualquier cosa “parece fácil” de fotografiar.

Si echas un ojo a mi portfolio, verás parte de mi trabajo como fotógrafo profesional y algunas fotografías y proyectos personales. Espero que te guste mi trabajo.

Si deseas saber algo más acerca de mi forma de trabajar, no dudes en contactar conmigo a través de este formulario de contacto o del teléfono +34 671233536.

Muchas gracias por tu atención.